Thursday, November 09, 2006

Lo comencé a escribir hace un par de meses¿les gusta blogueros?



Me llamo Marco . Soy abogado, argentino y vivo en Miami. Nací en Buenos Aires hace más de 60 años. Viví en diferentes lugares del mundo. Estuve casado con la mujer mas increíble hasta que un día ella desapareció de mi vida, muriendo en un accidente, dejándome solo y destrozado. Esto fue hace cuatro años. Es en ese momento, que decidí dejar Buenos Aires y venirme a Miami en busca de algo distinto, de una mujer que sin recordarme a ella, me traiga dulces recuerdos, recuerdos de noches ardientes, de pelos mojados, de besos húmedos, de manos enlazadas. - Yo soy un tipo no muy alto bastante fuerte, tengo los ojos color acero. Mi boca es amplia, mi quijada fuerte. ¿Soy buen mozo?... no lo sé- Ellas me miran....

Continuará...
Mucha©

18 comments:

Tanginika-Simone said...

Argentino guapo viviendo en Miami, la ciudad del sol....Beware!!

Gracias por la visita. Que cada día sea nuevo y tu vida nueva con él. Un abrazo.

lola said...

Recuerdo la historia La escribiste 2 meses atrás

Tanginika-Simone said...

Sería un honor. Ya estamos conectados.

Anonymous said...

Sos argentina apasionada hasta la muerte.

Wisheast said...

Eso de poderse morir en un beso,mmmmmm me encanta. Eso es mucha pasión, una de las ventajas de ser argentino.
Mañana nos leemos. ciao.

DE PROPOSITO said...

Obrigado pela visita ao meu blogue.
E estou por aqui. Vi o teu texto que está muito interessante.
Quero que fiques bem.
E de Portugal mando uma saudação.
Manuel

Vou te enviar um e-mail com fotos de Portugal

hera said...

Espero la continuacion que promete.
un saludo de una argentina desde barcelona

Anonymous said...

SO...yo también morría en beso, aunque preferiría que éste fuera eterno...y después...nada, no hace falta!!!

Un abrazo desde México...

kum kum said...

con esos besos matas!

Yessi said...

Sin duda estaré muy al pendiente de lo que continúe, sabes? me recuerda en parte a la historia de mi madre, creo que asi se ha sentido durante nueve años tras la muerte de mi padre, de la misma manera, en un accidente, pero bueno, no hablemos más.

Te envio un fuerte abrazo.

Andrés Fernando Orrego Siebert said...

A mi también se me ha ido gente.
me gusta su estilo de narración, llegué aquí por recomendación de un amigo
en fin saludos.

Vitico Cabrera said...

Hola, mucha, me agrada cada vez mas tu blog y tu creatividad, besos para ti solita.

Sole Vargas said...

Buena la historia; aunque entre Bs. Aires y Miami prefiero; los Buenos Aires...¿y a qué saben tus besos?
Saludosss desde Huamaxuco s/n

Alicia said...

Yo prefiero la filosofía de Quino, gran humorisra argentino: deberíamos nacer ancianos, involucionar y morir en un orgasmo.

Gaby del Río said...

uff, muy bueno!!!!!
wow!
saludos!!
:)

Esther Hhhh said...

Uhmmmm... Este Marco promete.. Sigue contando, anda.
Besitos

Laura said...

La historia de Marcos pinta interesante¿se va a volver a enamorar? o quizás quiera jugar con la vida..tiene más de sesenta . y no quiere comprometerse. fue feliz y como tu dices y AHORA QUE...Mucha

mi despertar said...

La historia no va a continuar porque Marco se volvió a Buenos Aires...simplemente a trabajar