Tuesday, October 10, 2006

Ella me dijo...


El amor fue lo que me llevó a escribir. Me ayudó a crear cosas que para mí eran inimaginables -En todo caso, el amor me volvió mejor de lo que era antes- Me pregunto si hizo lo mismo con él. — Espero que sí— Posiblemente él me ignore, o tal vez decida continuar la edificación del puente que se yergue sobre el abismo que nos distancia- —Después que me lo dijo, es como que se arrepintió—

A veces a una le pasa que habla por desesperación, y después se pregunta -¿Por qué lo hice?- Ella y yo somos de Dolores un pequeño pueblo del cual guardo hermosas memorias.- Ella aún vive ahí- Sola con sus recuerdos- Nos escribimos a diario- E lla sueña y yo vivo- Vivo mi momento-

Escribí este artículo hace más de seis meses... Ella sigue en Dolores y se está muriendo . Le quedan los recuerdos, del hombre al cual amó y le fue fiel -aún después de muerto-
La voy a recordar siempre, ya que fuimos íntimas amigas, nos matábamos de la risa y ahora vendrá para ella el negro silencio...

10 comments:

Pasión said...

Great colors great blog !!1

Agne said...

Es entrañable y sensible este último post.

Déjate llevar por los enanos de los jardines para despojar el negro y vestirte de multi color.

Besitos & Sonrisas con cariño

LaÜ said...

Gracias por la visita a mi blog. Escribes bien. La primera parte se me hizo muy familiar... a veces estas tan cerca a una persona, y por negarse a dar un paso más, se abre un abismo que los separa un infinito.

te leo luego

Bilingue said...

Cuando Andrés murió, no dejé de pensar ni un instante en el dolor de sus padres, ellos vivían el vacío mas grande, pensé durante meses en la interrogante que el señor Bonilla me dijo llorando en la iglesia "¿por qué te alejaste de mi hijo, por qué lo abandonaste?"; me dolió la ausencia que desde ese día en adelante ellos sentirían. Con la muerte de Miguel, lo que entristece es la certeza de la pérdida simplemente, y como nos llega a todos de forma diferente.

Algunos pierden la vida, a un hijo, un hermano y un amigo en el mismo minuto. Otros pierden un gran negocio, el trabajo y la comisión por venta. Hay quienes se pierden a si mismos en una ilusión, infatuation. Perdemos el dije, el camafeo, la foto, el recuerdo y la herencia materna. Hay alguien que pierde progresivamente la memoria. Se pierde el celular, el número de la conquista del sábado, los mensajes guardados. Habemos quienes perdimos el carro y el patrimonio familiar con él, no una sino tres veces. Se pierde ante el ladrón, ante la familia y ante uno mismo. Perdemos al novio, amigo, y amante junto con la ansiedad, el deseo y las fantasías.

Y recién entonces, cuando hemos perdido tanto, innumerables veces, es que empezamos a pensar en cómo sobrellevamos nuestras ausencias, ¿qué haremos para superar la pérdida? seguir viviendo

ABRIR LOS OJOS said...

Muy bonito pero muy triste

lola said...

Te lo estoy recordando tus articulos tienen que ser mas ligeros y cómicos

bill said...

I love the paintings

beba said...

Bonito artículo..muy triste. la muerte es así...por eso tenemos que vivir. El problema es que dejamos escapar el momento, sin darnos cuenta, porque pensamos demasiado en nosotros mismos.Y cuando uno es viejo y tiene mas de 50 tiene que valorar la vida que tiene porque no sabe cuantos años mas tendrá enfrente...Uno se acostumbra a que le digan que es lo que quiere. El amor y hacer cosas tienen que salir de dentro de la persona, no de la otra, y en los momentos malos tratar de demos- trar el amor no con palabras.Y como soy tu amiga y te aprecio mucho te escribo esto porque ella también lo era.

Beba said...

Me olvidé de decirte que a nuestra edad serán mas los malos momentos que los buenos...por eso te empujo a que vivas plenamente ahora, tienes suerte Mucha, porque eres muy especial y tu lo sabes...
Y cuando te liberes totalmente si es que puedes hacerlo...no busques la perfección en un hombre búscale el alma, y lo que él te da en momentos difíciles, cuando tu no estás bien...recuerda,lo que recibes cuando estás mal, si recibes respeto y amor , o agresión con palabras...
Siempre tu amiga.

lola said...

Muy temprano para algo así pero muy buen consejo