Friday, July 21, 2006

Un escritor me lo mandó...


Cuando era joven y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo. Según fui haciéndome mayor, pensé que no había modo de cambiar el mundo, así que me propuse un objetivo más modesto e intenté cambiar solo mi país. Pero con el tiempo me pareció también imposible. Cuando llegué a la vejez, me conformé con intentar cambiar a mi familia, a los más cercanos a mí. Pero tampoco conseguí casi nada. Ahora, en mi lecho de muerte, de repente he comprendido una cosa: Si hubiera empezado por intentar cambiarme a mí mismo, tal vez mi familia habría seguido mi ejemplo y habría cambiado, y con su inspiración y aliento quizá habría sido capaz de cambiar mi país y -quien sabe- tal vez incluso hubiera podido cambiar el mundo. (Encontrada en la lápida de un obispo anglicano en la Abadía de Westminster

7 comments:

Anonymous said...

es muy cierto lo primero que un tiene que hacer es cambiar uno..y cuando eso sucede el resto es lo mas facil

Anonymous said...

Muy interesante punto de vista. ¿Eres un escritor? ¿puedes decirnos tu nombre?

Anonymous said...

No es necesario cambiar al mundo es mejor cambiarse uno mismo.

Anonymous said...

No hay posibilidad de cambiar a otros. Nada mas nos podemos cambiar a uno mismo. Lo demas es un esfuerzo inutil. Es una frustracion a la que nos lleva el ego.

Anonymous said...

no podemos cambiar a nadie solo a nosotros

Anonymous said...

Muy interesante cuento

Anonymous said...

recomenzar.blogspot.com is very informative. The article is very professionally written. I enjoy reading recomenzar.blogspot.com every day.
pay day loan
payday loans canada